¿Proactivo o Reactivo?

Te encuentras en compañía de amigos y familiares, alguien tiene la idea de organizar una fiesta y de inmediato todo mundo muestra entusiasmo en llevar a cabo la tarea y por supuesto pasar un buen rato conviviendo con personas que estimas.

Por un lado encontrarás a personas que expresan inmediato interés en comenzar la organización, los identificarás fácilmente con frases como “Yo traigo el pastel…”, “Yo tengo un lugar que podemos utilizar”, “Llamemos a un amigo que tiene un karaoke”, entre algunas otras frases que nos llevan a ocuparnos a hacer algo, a tomar acción y comenzar a hacer posible eso que estamos planeando.

Por otro lado, encontrarás a algunas personas en ese mismo grupo que parecen no hacer mucho, al menos físicamente, estas personas tienden a preguntarse acerca de todo lo que involucra organizar una fiesta, cuestionan las consecuencias y tienden a hacer más preguntas para confirmar o descartar la posibilidad de llevar a cabo esta reunión.

Los primeros son considerados “Proactivos” tienden a lanzarse a la tarea física sin mucha planeación, son personas “manos a la obra” cuyo estilo de pensamiento esta mucho más enfocado en hacer que en planear, se motivan cuando hacen, cuando accionan.

Los segundos, son considerados “Reactivos” y tienden a realizar acciones a nivel mental mas que físico, analizan escenarios, consecuencias, posibles obstáculos y detectan razones por las cuales esta idea podría o no funcionar.

No te extrañará saber que cuando mezclas ambos estilos de pensamiento, tienden a surgir fricciones, pues mientras uno desea accionar, el otro está meditando el plan de acción, esta combinación puede generar discusiones y traer algunos contratiempos, sin embargo, debemos entender que la mayoría de las personas no estamos conscientes de nuestro estilo de pensamiento y mucho menos de que existen otros que piensan diferente, es por ello que tendemos a analizar la realidad solamente desde nuestra perspectiva.

Como ya lo he comentado en otros de mis artículos y como a menudo encuentro en mis sesiones de Coaching, la vida es cuestión de equilibrio y sin duda alguna la radicalización de cualesquiera que sea el estilo de pensamiento nos llevará a tener mayores áreas de oportunidad (problemas), todo tiene sus ventajas y desventajas y mientras encontremos el equilibrio, ya sea en nosotros o bien acompañándonos de personas con un perfil diferente estaremos en mejor posición de enfrentar nuestros retos.

Una persona con estilo de pensamiento muy proactiva puede verse como más participativo e incluso positivo, pero también puede llenarse de más tareas de las que puede controlar e involucrase en proyectos que no necesariamente le llevarán a donde quiere ir, por otro lado una persona con estilo de pensamiento muy reactivo puede verse como una persona que planea muy bien, que medita sus decisiones, mientras por otro lado también puede ser que se quede atorado en la planeación y termine por no accionar y llevar a cabo sus planes.

Si deseas conocer más de los distintos de pensamiento (Metaprogramas) te invito a explorar la PNL y el Coaching y si ya tienes conocimiento de estas herramientas te invito a explorar MindSonar, la herramienta que está revolucionando el mundo del Coaching y la PNL con un software basado 100% en Internet, puedes solicitar una muestra gratuita y obtener información de la 1er Certificación de MindSonar en Español, (Bogotá 2013)

 

Comentarios

No hay comentarios.

(los comentarios están cerrados)