Salario Emocional

¿Es tu empresa una de estas? #salarioemocional

0

 

conferencistas - jaime leal - salario emocionalSi bien el proceso de cambio en una organización puede ser iniciado por un cambio en el discurso, es importante el seguimiento adecuado para que este cambio tenga un impacto positivo en las acciones y cultura en general de la organización, de lo contrario caeremos en lo que yo llamo, “Atenuación semántica y desatención sistemática” ¿En que consiste? Aquí un pequeño ejemplo.

En una empresa se decide que el estilo de liderazgo que han venido fomentando ya no es eficiente, desean cambiarlo y comienzan por impartir una serie de talleres de liderazgo, coaching y temas afines en la organización, como resultado de los mismos toman la decisión de eliminar la palabra “Jefe” de su vocabulario, desde hoy, les llamarán “Coaches”

Todo marcha bien y el personal se siente entusiasmado con la idea de un cambio en la cultura y el estilo de liderazgo de la misma, día con día se van acostumbrando a llamar “Coach” al que antes llamaban “Jefe” mientras el comienza a cambiar la palabra “Empleados” por la palabra “Colaboradores”

Sin duda alguna es un esfuerzo notable, sin embargo, pasan las semanas y los nuevos “Coaches” siguen mostrando las mismas conductas hacia los nuevos “Colaboradores”, siguen sin recibir un incremento en los aspectos importantes para sentirse “Colaboradores” y no “Empleados”

Día con día ven como sus habilidades y preparación no son explotadas al máximo, sienten que ellos podrían estar haciendo más por la organización, además encuentran que hay una sensación de incertidumbre que día a día prevalece y que les mantiene con un curriculum en la red para el no deseable caso de que se requiera, por si esto fuese poco, la relación con su supervisor es cada día más áspera, no hay una buena comunicación y este no comunica su nueva visión al resto del equipo, ¿Resultado? Un equipo que detesta ser “Colaborador” y no cree en el “Coaching”

¿Algo cambio?, ¿Son ellos en verdad colaboradores?, ¿Es su “Jefe” un Coach?, definitivamente no, este es un caso más de Atenuación semántica y desatención sistemática, los líderes de la organización dirán que el Coaching no funciona, que los empleados no responden y que habrá que cambiar la estrategia, seguirán optando por nuevos conceptos semánticos para ser utilizados de forma superficial, mismos que al no ser implementados de fondo terminarán por convertirse en una nueva atenuación semántica y un eslabón más en la larga cadena de desatención sistemática que hemos venido creando.

¿Qué es lo que desatendemos sistemáticamente?, El buen trato diario, la comunicación efectiva de los beneficios para los miembros del equipo, la certidumbre con respecto al empleo, la relación entre los líderes y el resto del equipo, ,la cultura organizacional, el sentido de pertenencia, la independencia al tomar decisiones, en pocas palabras, todos esos factores que incrementan el salario emocional y que permiten la verdadera transformación de empleados a colaboradores.

Si deseas saber más sobre como medir e incrementar el salario emocional de tu equipo de trabajo, te invito a que contrates mis talleres y conferencias por medio de mi forma de contacto después de todo, el dinero no compra la felicidad, pero un equipo de personas felices puede hacer mucho más que dinero.

 

Todo es divertido hasta que se vuelve obligatorio

7

Conferencistas en temas de felicidad en empresas Jaime LealRecuerdo que cuando pequeño, había algunas tareas del hogar que en realidad disfrutaba, una de ellas era lavar los trastes, había algo en el proceso que me parecía rítmico e incluso divertido, recuerdo que un buen día me ofrecí a ayudarle a mi madre y ella sin pensarlo me tomó la palabra, así comencé una rutina diaria que seguí por algunas semanas.

Pasaron los días y una noche mi madre, en un intento por poner orden en la casa y con el objetivo de “incentivar” mi participación en las tareas del hogar, se dispuso a generar un programa de actividades que, no solo yo, sino mis hermanas tenían que cumplir, en ese rol de tareas y deberes se dejaba en claro que era mi obligación lavar los trastes y como por arte de magia, dejo de gustarme hacerlo; Seguí y cumplí mi responsabilidad sin embargo, el simple hecho de verme “obligado” a hacerlo, termino con ese sentimiento mágico que me brindaba la iniciativa de algo, ya no había sorpresa, ni sentía que ese momento fuera mi decisión, de alguna manera estaba planeado, la diversión de alguna forma se había opacado.

Desgraciadamente en muchas ocasiones hacemos lo mismo como líderes de nuestra organización, algo nos funciona, hay alguna iniciativa y queremos sistematizarla, reproducirla y estandarizarla, obligando a todos en el grupo a ser medidos en base a los mismos términos, vemos que una empresa realiza un viernes social que les funciona y queremos replicarlo exactamente igual en nuestra empresa asumiendo que va a funcionar, algún miembro del equipo muestra iniciativa para compartir algo y queremos que lo haga todo el tiempo y así sucesivamente con muchas otras iniciativas, ideas y comportamientos deseados en la organización.

Sin duda alguna la misión es tener mas de lo bueno, pero debemos considerar la máxima de la felicidad: Todos queremos ser felices, pero todos tenemos un concepto distinto de ser feliz.

En mi trabajo como Conferencista y Consultor, recuerdo bien que en una empresa, un empleado externó su deseo por trabajar desde casa los viernes, el líder del grupo considero esto una excelente idea y una forma de ahorrar energía eléctrica y otros recursos en la organización y decidió enviar a todo su equipo a trabajar desde casa los viernes, el resultado no pudo haber sido peor, un par de empleados terminaron por renunciar, uno de ellos argumentaba que el haberle obligado a trabajar desde casa los viernes le había incrementado los problemas de pareja que ya venía enfrentando, en pocas palabras, lo que para unos es bueno para otros puede ser un infierno.

Es por ello que en temas de felicidad en el trabajo, debemos ser bastante cuidadosos al momento de querer estandarizar procesos, implementar ideas generalizadas ó bien establecer una nueva política con respecto a algo que nos parece una buena idea.

Todos tenemos diferentes formas de ser felices y es nuestra tarea como líderes de la organización el encontrar cuales son esas que se pueden establecer de forma general.

Mi nombre es Jaime Leal soy Conferencista, tallerista y consultor. Mi misión es mejorar la productividad de las organizaciones por medio de la felicidad de sus empleados, después de todo, EMPRESAS FELICIES = EMPRESAS EXITOSAS.

 

La pregunta es ¿Para qué…?

0

Empleados Felices Empresas Exitosas por jaime Leal Conferencistas…Gracias a Dios es Viernes… Ya vienen mis vacaciones… Que felicidad que hoy no hay trabajo… Sin duda alguna, estas frases las has escuchado, muy probablemente las has dicho en alguna ocasión y por mucho, las consideras como ciertas.

La felicidad ha sido colocada lejos del entorno laboral, es decir, “trabajar NO es divertido”, es mas bien una obligación, una especie de penitencia que debemos sufrir para gozar de esos cortos fines de semana y fechas de descanso, sin embargo, esto no tiene que ser así.

La felicidad en el trabajo es posible y por años me he dedicado a la generación y desarrollo de espacios divertidos, espacios felices para que miles de empleados, asociados y dueños de empresas encuentren la felicidad mientras trabajan y no solamente dos días a la semana cuando no lo hacen.

La mayoría coincidirá conmigo en que los empleados felices son mucho mas productivos, faltan menos al trabajo, llegan mas temprano, atienden mejor a los clientes e incluso sufren menos de estrés y otras enfermedades relacionadas con la sobre carga de trabajo.

La felicidad en el espacio de trabajo es posible, uno de los primeros pasos para lograrla es responder a una simple pero profunda pregunta. La pregunta es:¿Para qué…..?, No solo que es lo que haces sino para que lo haces, ¿Para que levantarse por las mañanas?, ¿Cuál es el objetivo del día?, ¿Qué diferencia hace en el mundo, tanto local como globalmente?, ¿Cómo me beneficia?

Entre mas nos damos cuenta de cuan conectados estamos, mas ejercemos el poder de hacer algo por aportar positivamente a nuestro entorno, esto solo ocurre cuando como líderes podemos no solo responder la pregunta “¿Para qué…?”  en nuestra vida personal, sino que también ayudamos a nuestros colaboradores, empleados, socios estratégicos y clientes a responderla.

Pronto, todos a nuestro alrededor tienen un propósito y tener un propósito hace que lo que hacemos VALGA LA PENA!

Mi nombre es Jaime Leal y mi misión desarrollar Empleados Felices que generan Empresas Exitosas, puedes ver mis Conferencias aquí.

Jaime Leal

 Conferencistas Internacionales

 
Página 3 de 3123