Ascender no siempre es bueno

IMG_4783.JPG

-¡Encuentra un trabajo y asciende desde abajo-, esa era la frase que mi padre repetía con frecuencia en mi adolescencia.

Sin duda alguna, en ese entonces, el ascender de puesto era algo que “TODOS” deseaban y no había mejor noticia en el mundo laboral, que un aumento de responsabilidades, mismo que por supuesto vendría acompañado de un aumento de sueldo.

Hoy en día en las organizaciones, a menudo me encuentro con individuos que temen un incremento de responsabilidades o más aún, que buscan un crecimiento diferente al que la empresa tiene “programado” para ellos.

Este perfil no necesariamente es un perfil que este faltó de motivación, sino un colaborador que puede estar buscando mejor equilibrio vida trabajo, que esta preparándose para cambiar carreras, que enfrenta una situación personal que le impide comprometer más tiempo o recursos emocionales en su trabajo o simplemente se trata de alguien qe está en su zona de confort y desea seguir ahí (esto no es malo siempre y cuando sea una decisión consciente)

Hoy tenemos una mucho mayor diversidad de variables al momento de diseñar el plan de crecimiento de nuestro talento en la organización, hoy contamos con madres y padres que trabajan, colaboradores (tanto hombres como mujeres) que son padres de tiempo completo, viajeros empedernidos que buscan posiciones que les permitan la flexibilidad de lograr sus sueños, una población creciente en edad, necesidades y habilidades que busca seguir aportando activamente mientras se involucra en tareas con menor carga de estrés, jóvenes que toman un trabajo por un verano y otros que están buscando permanecer en este y llegar a ser CEO… En fin.. Las combinaciones son hoy.

. ¡Increíblemente variadas!

Es por esto que es importante contar con un plan de vida y carrera personalizado, es importante sentarse a platicar con cada colaborador para conocer sus expectativas, sus necesidades y así asegurarnos que somos efectivos facilitadores de su crecimiento y evitamos que nos suceda como he visto muchos casos, en donde se asciende a un buen colaborador a su nivel de incompetencia y terminan por perderlo o bien se le asignan responsabilidades que le causan incomodidad y se desvían de sus planes y esto reduce su rendimiento y en casos extremos le causa la salida de la empresa.

Un plan de vida y carrera personalizado es clave para un alto salario emocional.

 

Comentarios

No hay comentarios.

(los comentarios están cerrados)